Principios Básicos
Principios Básicos

Principios Básicos

Descripción de los principios básicos de los sistemas de producción sostenibles basados en la agroforestería sucesional

Principios básicos

Procesos Sucesionales

La dinámica de la sucesión natural de las especies es el vehículo en que la vida se mueve (fluye) a través del espacio y del tiempo.

La tierra y el sol se complementan mutuamente.  Cada ser vivo tiene una función única que contribuye directamente a estos procesos a través de la fotosíntesis o quimiosíntesis realizada por las plantas, bacterias y algas verdes indirectamente, cumpliendo funciones de transformación, intermediación, transporte, optimización y aceleración de procesos sucesionales. El excedente de energía solar transformada en complejos orgánicos se deposita en los pantanos (formando carbono en el transcurso del tiempo) y en los fondos de los océanos tropicales (formando hidrocarburos y gas).

E. Götsch explica que en cada lugar la vida se organiza en sistemas. La vida de cada lugar se incrementa y complejiza con el tiempo y resulta en sistemas cada vez más elaborados y avanzados (procesos sintrópicos), estos sistemas no son estáticos sino al contrario son muy dinámicos.

El primer paso lo dan los colonizadores que se encuentran en terrenos completamente destruidos, en barrancos, quebradas y lugares superexplotados. En rocas peladas por ejemplo las primeras en colonizar pueden ser diferentes bacterias que crean condiciones para el desarrollo de algunos hongos, musgos y líquenes. Cuando ellas han creado condiciones para favorecer el desarrollo de especies más exigentes, entran a su vez las llamadas plantas pioneras del sistema siguiente, que son los primeros Sistemas de Acumulación.

Los primeros Sistemas de Acumulación están caracterizados por especies que incluyen a plantas con una relación carbono/nitrógeno muy amplia. El contenido de lignina en la composición de la materia orgánica es elevado, y por lo tanto la descomposición de la materia orgánica, como las hojas y las partes leñosas, es lenta (acumulación de energía – materia orgánica).

Los frutos producidos por los árboles encontrados en el sistema de acumulación no son comestibles para el hombre o animales de porte grande.  Es el lugar de insectos nocivos para seres humanos y de animales pequeños como ratones, culebras venenosas y pájaros pequeños. Cuando las condiciones de vida han mejorado a través de la dinámica de la misma vida (procesos sucesionales), comienzan a surgir otras especies que forman los siguientes Sistemas de Acumulación.

En suelos formados por rocas graníticas nuevas o de basalto, la vida tiene más facilidad para llegar a este estado. Las condiciones de vida en los sistemas intermediarios son ya mejores dadas por la relación Nitrógeno/Carbono, la mejora de  frutas, semillas y animales de porte mediano.

Sistemas de abundancia son la cúspide de la cadena de complejidad. Normalmente se los encuentra en bosques ciliares, bosques aluviales, en hoyadas y cuencas hidrográficas. Estos sistemas son el habitat de animales de porte grande y su vegetación se caracteríza por la estrecha relación C/N.

Las especies de Sistemas de Abundancia se caracterizan por tener frutas grandes con bastante contenido de carbohidratos, grasas y proteínas.  El hombre como "animal grande" necesita las condiciones predominantes de un sistema de abundancia para poder sobrevivir.

Los procesos de transformación en estos sistemas de abundancia son muy intensivos y el flujo de carbono es muy alto (por la mayor actividad de los microorganismos). Dentro de cada sistema descrito anteriormente existe una secuencia respecto a predominancia de diferentes consorcios de especies. 

Los consorcios de especies que caracterizan las diferentes etapas son los siguentes:

Se puede caracterizar el grado de desarrollo de cada sistema por la etapa en que se encuentra y por las respectivas especies que en él predominan, dentro de la sucesión natural. Así, cada sistema tiene sus propios consorcios característicos de pioneros, secundarios de diferente ciclos de y primarios, que además varían según las características ecológicas del lugar.

Sin embargo los principios de la sucesión son los mismos para todos los ecosistemas.

La comprensión de los principios de la sucesión natural así como el conocimiento de las respectivas especies que los caracterizan en cada etapa y en cada ecosistema, son la clave para el manejo exitoso de sistemas agrícolas y forestales dinámicos y estratificados.

1. Pioneros (hasta 6 meses) Después de la eliminación de la capa vegetal primaria (cuando se cae un árbol emergente, que deja un claro muy grande, o después de chaqueos y quemas) aparecen muchas plantas pioneras junto con todas las especies de las siguientes sucesiones.

La mayoría de nuestros cultivos del ciclo corto pertenecen al grupo de los pioneros de Sistemas de Abundancia como p.e.: Maíz, Arroz, Camote, Soya, Frijol, Zapallo, Tomate, Sandía.

2. Secundarios I (seis meses hasta dos años) Secundarios II (dos años hasta 15 años)

Junto con los pioneros nacen también los secundarios que dominan a los primeros después de uno o dos años.Dentro de los secundarios existen especies con diferente ciclo de vida que oscila entre 2 (secundarios I), hasta quince (secundarios II),  y ochenta años aprox. (secundarios III)

Los secundarios de ciclo corto de sistemas de abundancia más conocidos en la región del Alto Beni-Bolivia son: Yuca, Piña, Caña de azúcar, Papaya, Plátano, Balsa, Ingas ssp. , Cardamomo,  Maracuyá, Morera, Toco (Schizolobium amazonicum), y otros.

3. Secundarios III (con ciclo de vida largo) (15 a 80 años)
Algunas especies que forman parte del bosque en transición hacia el bosque primario  estan debajo de lo que llamamos bosque primario es un sistema que también es transitorio y sujeto a una dinámica de cambio, por ejemplo:

Chima (Bactris gasipaes), Asaí (Euterpe ssp.), Motacú (Scheelea princeps) Naranja y otras especies de cítricos, Papaya del monte (Jacaratia digitata), Eritrina ssp., Pan de árbol (Artocarpis altilis), Guanábana (Anona muricata), Lima-limón, Mandarina criolla, Palto o Aguacate (Persea americana), Guazuma ulmifolia y muchas otras más.

4. Primarios (>80 años)

El consorcio primario está conformado por especies que forman el "bosque primario" y que dominan a los secundarios III, Eventualmente, estos llegan a ser también el estrato superior y los árboles emergentes del bosque. Los Primarios nacen junto con los Pioneros, los Secundarios I, II y III y necesitan ser criados y acompañados por ellos (para que los primarios prosperen).

Algunos  ejemplos de especies encontrados en el bosque primario y de cultivos primarios de Sistemas de Abundancia en la región de Alto Beni son los siguientes: Cacao, Copuazú (Theobroma grandiflora), Achachairú (Rheedia ssp.), Café, Cayú, Mara (Swietenia macrophylla), Flor de Mayo (Ceiba ccp.), Solimán (Hura crepitans), Ficus ssp., Goma (Hevea brasiliensis), Castaña (Bertholletia excelsa), Ajo ajo (Gallesia integrifolia) etc.

Para llegar, dentro de la sucesión, hasta la formación de un "bosque primario" es necesario pasar por cada etapa en la sucesión natural. No es posible saltar una de las etapas sucesionales sin embargo aunque ninguna etapa puede ser saltada, una intervención apropiada puede acelerar algunos procesos.

Para garantizar un exitoso y productivo sistema  agroforestal)  habría que plantar especies de todos los consorcios que forman el sistema propio de cada lugar en un momento determinado.

Consecuencias de no respetar la sucesión natural
Actualmente la forma de explotar la tierra en nuestro medio es tumbar el bosque primario para crear condiciones  adecuadas para nuestros "pioneros". Cuando ya no se puede cultivar más estos pioneros, se deja el terreno en descanso o en barbecho (favoreciendo el desarrollo de especies característicos del bosque secundario). Después de 5 ó 7 años se chaquea y se quema el bosque secundario y otra vez se cultiva especies que pertenecen a los consorcios de los pioneros. Dependiendo de las condiciones de suelo y clima, esta actividad tiene como consecuencia que los Sistemas de Abundancia se van degradando hacia Sistemas de acumulacion avanzados o incluso peor, un sistema de acumulación pobre. Habiendo retrocedido ya hasta Sistemas de Acumulación, estas especies pioneras de sistemas de abundancia no pueden crecer en sistemas de acumulación. Durante un tiempo se insiste en muchos casos en seguir cultivando en condiciones adversas,  aplicando abonos químicos y pesticidas (fingiendo condiciones de abundancia), hasta que el ecosistema está tan degradado, que ningún cultivo de nuestro interes será exitoso.

 En estos casos muchos agricultores plantan pioneros de  sistemas secundarios que son las gramíneas (pastos), los que finalmente son expulsados por pioneros de Sistemas Secundarios Inferiores, como el sujo (Imperata spp.).

Cuando se alcanzó este punto el suelo ya no puede sostener mas la ganadería como consecuencia final de la degradación de los suelos y ecosistemas completos, surgen los llamados "desastres naturales" como sequías, erosión de suelos, inundaciones y huracanes. 

-
loading